Por primera vez, Trabajadoras Remuneradas del Hogar acceden a un programa de profesionalización

Boletín 37 CARE

En Ecuador, según el último Censo se registraron 222.495 mujeres que realizan trabajo remunerado del hogar. La mayoría de las Trabajadoras Remuneradas del Hogar tienen educación básica; el 64%, en el área rural el 62% y en el área urbana el 71%; el 29% tiene educación media y bachillerato; y solo el 4% cuenta con educación superior.  (CARE, OSE 2020, 22).

En cuanto a su situación económica, el 57% de ellas ganan menos del salario básico unificado. El 95% de ellas se encuentran en situación de pobreza por ingresos. Entre ellas, el 89% no están afiliadas a la seguridad social, el 19% trabajan más de 40 horas semanales y su salario es de $186,89. (CARE, OSE 2020, 9).

Con base en esta información sobre el limitado acceso a la educación y pensando en mejorar su situación económica, el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap) y CARE Ecuador en el marco del proyecto Mujeres, Dignidad y Trabajo financiado por la Agencia de Desarrollo Francesa AFD,  desarrollaron el Programa de Profesionalización de Trabajadoras Remuneradas del Hogar (TRH), cuyo objetivo es brindar las herramientas y competencias necesarias para  cualificar su trabajo y acceder a mejores oportunidades laborales. La profesionalización del cuidado ha sido reconocida por la Organismo Internacional del Trabajo (OIT) como una de las respuestas de política pública para el mayor reconocimiento, valoración social y económica del cuidado.

“Las trabajadoras remuneradas del hogar han sido uno de los grupos más afectados por la pandemia. Solo en mayo del 2020 se finiquitaron el 54% de los contratos; por ello, uno de nuestros objetivos a mediano plazo es contar con políticas públicas que garanticen el acceso a la profesionalización de estas mujeres y que así puedan mejorar su calidad de vida”, dijo Alexandra Moncada, directora de CARE Ecuador.

La profesionalización con 105 mujeres participantes de Esmeraldas, Cañar, Imbabura, El Oro, Guayas y Pichincha se trató de una capacitación virtual que duró 240 horas en total, divididas en cuatro módulos: Sistema de Cuidados de Personas y Autocuidado en el Servicio Doméstico; Técnicas del Servicio de Cocina; Limpieza y Mantenimiento del Hogar y Gestión Administrativa.

Por su parte, el director de la zona 6, Iván Rodas, mencionó que el programa de profesionalización para trabajadoras remuneradas del hogar es pionero en el país con antecedentes de éxitos en otras latitudes del continente. “Para cada una de las participantes del programa, mis felicitaciones por su esfuerzo y dedicación. Que esta capacitación contribuya al logro de mejores condiciones laborales y a una valorización justa de vuestras actividades.”, acotó.

“Este curso nos ha llevado a cambiar nuestra vida porque hemos conocido nuestros derechos, hemos aprendido aspectos de limpieza, primeros auxilios, cuidado de ancianos y también tenemos nuevos conocimientos gastronómicos. En mi caso, estos cursos me ayudaron a continuar con mi contrato de trabajo”, expresó Paquita Crespín, una de las participantes del programa.

 “Nuestro interés es que estas capacitaciones se puedan replicar a nivel nacional y que sean de largo aliento ya que una de las relaciones entre pobreza y acceso a empleos seguros y dignos -con seguridad social, protección de su salud y salarios permanentes- son los niveles educativos de la población”, añadió Moncada.

Perfil de trabajadoras remuneradas del hogar en Ecuador, según la Actualización del estado de situación en el cumplimiento de los derechos humanos y laborales de las trabajadoras remuneradas del hogar en Ecuador (CARE, OSE 2020).

  • El 80% de TRH trabaja en el área urbana y el 20% en la rural.
  • El 45% de trabajadoras remuneradas del hogar han migrado de su lugar de nacimiento.
  • El 11% de trabajadoras remuneradas del hogar viven hacinamiento, en Guayas incrementa a un 15%.
  • Se calcula que solo el 28% de las THR están afiliadas a la seguridad social.
  • Las TRH son de los sectores en que se viven más violencia de género. Mientras el índice nacional de violencia de género alcanza 65%; un 74% de trabajadoras remuneradas del hogar ha pasado por algún tipo de violencia.

Como cierre del proceso formativo, Secap y CARE entregaron certificados digitales a las trabajadoras que accedieron y aprobaron el programa de formación. El evento se desarrolló de manera virtual, el sábado 12 de diciembre a las 10h00 y contó con la participación de familiares y amigos de las beneficiarias, así como de representantes de las instituciones que llevaron adelante la capacitación.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *